martes, 9 de junio de 2009

Juego de niños: el diario

Un joven llega a su casa y, como cada día, deja una anotación en su diario. Misteriosamente… ni él mismo sabe que su inconsciente le acaba de jugar una mala pasada… ha escondido un mensaje en su anotación. Ni Gianni Rodari lo hubiese hecho más fácil…
¿Fácil?... fácil… menos para los despistados… claro.

Pongo un trozo de jamón en la nevera y suena el teléfono
Olga, mi ex, me llama para preguntar por
Leandro, aquel colga’o que en el instituto grabó un corto llamado
Ícaro. El muy imbécil… ¿quién se habría creído que era?
Todos los ‘guays’ tienen que decir que hacen alguna cosa ‘progre’...
Ilustre panda de subnormales. ¡Un pico y una pala!
Cuando haga carrera... ya me vendrás tú y el otro tolai llorando… zorra…
Os demostraré de lo que soy capaz.

Es que sinceramente, me da por culo que se interese por ése tío
Si todos nos dedicáramos a ser unos ‘guays’… en fin…
Parecería esto el puto circo de los payasos de la tele.
Ayer mismo vi a un gafa-pasta al que tengo unas ganas…
Ñoño de mierda… ponte a trabajar cabrón… ¡a levantar el país!
O entonces emigra, que no haces falta por aquí
La que está liando Zapatero!

,


Esa es, sin duda, una realidad innegable…
Somos el hazmerreír de Europa… tanto progre y tanta polla.

Una vez, salí a la terraza con mi tío en Génova…
Se siente uno grande allí… un día… ay… un día…
Tengo que tomarlo con tranquilidad y apechugar con lo que me digan
Es importante demostrar que valgo… trabajaré duro…
Debo demostrar que estoy a la altura de las circunstancias.

Únicamente importa lo que me marque como objetivo
No debo perder el norte… unos cuantos años… y ¡arriba!

Igual dentro de poco me promocionan en las juventudes…
Me parece que hoy no ha sido tan mal el día después de todo
Pero esta impresentable de Olga… mira que llamarme por el
Raya’o de Leandro… ya me ha descafeinado el día
En buena hora le contesté al teléfono… debería haberme hecho el
Sueco… al fin y al cabo… si no es para follar, ¿para qué hostias la quiero?
Estoy seguro de que lo hizo para joder… sabía que, siendo hermanos,
No me quedaría más remedio que pasarle el
Teléfono. Claro que sabía que los dos estábamos en casa… ¡menuda golfa!
Ahora que una cosa tengo clara… el próximo día que
Baje al trastero y la pille follándose al tal
Leandro… los corro a palazos de allí… ¡como me llamo
Esteban que los unto bien unta’os!

,

Grabaré la paliza con el móvil y luego la cuelgo en youtube…

Raritos de mierda. Voy a ver si preparo la cena y veo el partido
Aunque dice mamá que hoy no puedo comer carne porque es
Cuaresma… me parece que ése trozo de jamón tendrá que esperar.
Igual me hago antes una pajilla y ya veré después lo que ceno;
Aún tengo alguna fotillo de Olga por aquí… si no recuerdo mal…
Se las pasé a Leandro para que se la cascara ayer por la noche.

domingo, 31 de mayo de 2009

Flujo: Eleccciones Europeas

El día 7 de junio hay elecciones europeas. El número 12 por la lista del Partido Popular es Agustín Díaz de Mera, fue director general del Cuerpo Nacional de Policía en la última legislatura del gobierno Aznar. Espero que no se nos olvide quién es 'ése tal' Díaz de Mera y qué hizo. Por si acaso, he hecho un pequeño clip que ayudará a no olvidar (al menos ésa es su intención):



Y eso que hablamos de un número 12... ¿cómo serán estos tipos a partir del 11 en adelante? Así funcionan las cosas... terrible.

jueves, 21 de mayo de 2009

Y... ¿qué es 'flujo bidireccional'?

Ya sabemos quién ―o mejor, qué― es Pierre Arnaud pero… qué es Flujo Bidireccional

Flujo Bidireccional es esto:

O sea… cuando por activa y por pasiva, nos inundan de contenidos políticamente correctos ―esa censura encubierta― y se nos acaban hinchando los ovarios y cojones según corresponda… debe haber reacción; Acción = Reacción… básico. Si cualquier ciudadano ve cómo constantemente le tocan los huevos a través de todos los medios habidos y por haber, sin que pueda reaccionar en modo alguno… ESO supone una tocada de huevos unidireccional pero… cuando dicha tocada es contestada… existe Flujo Bidireccional. Educación y respeto ante todo… ¡siempre!… ¡sin duda!… SALVO cuando el individuo del que se hable sea un auténtico hijo de la gran puta ―por ejemplo algún pederasta, encubridor de pederastia, mafiosos varios… etc.―.

Pd.- Alguien imagina a un periodista español hablándole así a Camps, Zapatero, Rajoy, Aznar… Prefiero la tranquilidad de Gabilondo, por ejemplo; tranquilo, despacito… pero sin pausa. Ahora bien… un pelín de cera a esta caterva de impresentables no vendría nada mal, por aquello de liberar un poco de adrenalina política, ¿no creen?

sábado, 16 de mayo de 2009

¿Por qué ‘Pierre Arnaud’?... ¿Quién es ‘Pierre Arnaud’?

¿Quién o qué es el autor de este blog?

En 1957 Stanley Kubrick rodó una película basada en una novela de Humphrey Cobb: Paths of Glory (Senderos de Gloria) ¡ATENCIÓN! Quien no haya visto la película, quizá quiera pensarlo dos veces antes de entrar en el enlace anterior; dicho enlace lleva a la ficha de la película en la Wikipedia... podría descafeinar un hipotético primer visionado del film. Avisados quedan. (NOTA: me cuesta creer que la película no fuese estrenada en España hasta 1986… casi treinta años después del rodaje; si eso es cierto… no tenemos perdón)

La película fue tremendamente incómoda desde el primer momento. Su contenido antibelicista no sólo abordaba un caso real, sino que lo hacía de un modo francamente molesto para un amplío sector de la jerarquía militar internacional en general y de la francesa en particular.

El objeto de este post no es analizar la película en sí ―pues habría material para hacer una tesis doctoral― sino descubrir quién ―o qué― es Pierre Arnaud. La respuesta es la siguiente:

Pierre Arnaud es un símbolo: (el contenido del siguiente clip no desvela la trama global de la película)



En ese pequeño fragmento del film están impresos de manera magistral todos los roles afectos a la relación entre religión y ciudadanía. A saber:

a. Soldado Ferol: el temeroso de dios; creyente por pulsión interna (en este caso temor)

b. Soldado Paris: el creyente circunstancial; creyente por pulsión externa

c. Soldado Pierre Arnaud: el no creyente; el contacto más fidedigno con la realidad

d. Padre Dupree: gestor de creencias y sus respectivos creyentes

Los roles más básicos concernientes al pensamiento religioso están encerrados en ésa celda; su interacción se presenta de un modo acertado y sorprendentemente real. Se establece un paralelismo con la realidad muy conseguido y así, como piezas en un tablero de ajedrez, las relaciones entre los cuatro elementos se presentan muy logradas.

Los roles se definen en base al pensamiento mágico y su uso. A saber:

1. El padre Dupree procura gestionar el pensamiento de los demás roles haciendo uso del susodicho pensamiento mágico y potenciando los llamados mecanismos de defensa;

2. El soldado Ferol, el ‘temeroso de dios’… es creyente ya que, con toda seguridad, en el paso del estadio preoperatorio al de operaciones concretas (alrededor de los 7 años) en su desarrollo cognoscitivo le fue reforzado el pensamiento mágico. Este personaje sistematizaría el rol que estaría asociado con ‘creer’, ‘fe’.

3. El soldado Paris, materializa el rol en el que el refuerzo del caso anterior fue inexistente o insuficiente. Aquí el uso del pensamiento mágico no surge de una pulsión interna sino más bien de la circunstancia en la que se encuentra el individuo. El entorno ha condicionado su razonamiento. Se trataría de un ‘querer creer’.

4. El Soldado Pierre Arnaud materializa el caso de aquellos individuos en los que el pensamiento mágico no está presente. Choca de bruces con cualquier razonamiento de tipo mágico, supersticioso e irracional.

A lo largo del crecimiento de cualquier individuo, existe un desarrollo cognoscitivo. En ese desarrollo hay cuatro estadios, como ya se ha enlazado. El paso del segundo estadio al tercero es crucial; es ahí donde se asientan las bases de un hipotético uso del pensamiento mágico en el futuro de cualquier individuo.

Dicho esto, la escena de la celda sistematiza la relación entre los individuos-modelo según el estado de su desarrollo cognoscitivo.

Este análisis hace referencia exclusivamente a dicha escena y en ese preciso instante de contubernio religioso. Los personajes de la película son, sin duda, poliédricos y muestran un desarrollo a lo largo del film. El soldado Ferol, por ejemplo, no siempre se muestra ‘temeroso’ (no solo de dios, sino de otras cosas; con todo conviene no mencionar los otros motivos para no desvelar innecesariamente detalles del argumento).

En cualquier caso, el Pierre Arnaud que escribe en este blog es el mismo que viste y calza en ése preciso instante… en ésa precisa escena (y no me refiero al actor Joe TurkelEldon Tyrell para los amigos―). El mismo que responde con un contundente sopapo al condescendiente ‘You can be saved…’. Pierre Arnaud simboliza la ira contenida ante la presencia de argumentos pueriles y mágicos ―condescendientes, para más inri― ‘fuera de un patio de escuela’ ―por tanto en la edad adulta―. El soldado Paris ejerce su proverbial ambigüedad; navega intuitivamente según le convenga y en cada momento sin inclinarse hacia nada en concreto. El soldado Ferol sencilla y llanamente: está, siente y padece… pero no hace.

Por tanto:

I. Sujeto activo

II. Sujeto ambiguo (circunstancialmente alienado)

III. Sujeto pasivo (alienado)

IV. Sujeto alienante

‘Eso’ es Pierre Arnaud.

domingo, 10 de mayo de 2009

Carta al secretario general de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino

No estimado señor Martínez Camino,

El presente documento viene a responder a la conferencia impartida por usted en el auditorio de la Caja de Ahorros de Ávila en marzo de 2009 en la que se da a conocer el documento Dignitas Personae (o… Dignidad de la Persona).




Desafortunadamente, en la actualidad, es muy complicado ejercer una labor pseudo-informativa y evangelizadora a través de los cauces y vías que la tecnología ―o techne, como decía Aristóteles― ofrece a las personas de toda clase y condición. Los medios de ‘comunicación’ son, en general, medios de desinformación e instrucción ya que, como sabemos, el flujo del caudal informativo fluye de un modo unidireccional sin que, en ningún momento, se tenga en cuenta cualquier tipo de reacción respuesta por parte de quienes son objetivo final de dicho caudal. Así, el momento que atravesamos es claramente desafortunado para algunos conferenciantes puesto que ésa condición unidireccional de los caudales informativos, hoy metamorfosea encontrando vías adyacentes que convierten aquella interacción de los elementos informativos en bidireccional. Esta situación es extremadamente peligrosa ya que, en última instancia, gente como usted se puede ver forzada a tener que elaborar algún constructo argumental ―y por ende utilizar la razón, esa herramienta antagónica de la fe― que sirva de sólido andamiaje para el mensaje que se pretenda transmitir.


En otras palabras… decir estupideces ya no es gratuito y ventajoso. Se podrán dar conferencias a puerta cerrada ―o abierta― en las que, quienquiera que las de, se despache bien a gusto ante algún puñado de mentes mórbidas pero, con todo, en los tiempos que corren ese abuso es más improbable. Permítame transcribir aquí un fragmento de su conferencia:


¿…***ación?... a diferencia de la pro duc ción, no está hecho con ningún instrumento, solo con el cuerpo de la persona… que es la persona misma, que no está separada del alma nunca, del espíritu. El abrazo conyugal, el acto conyugal… es un acto… NO SOLO DE LAS PERSONAS sino INTEGRAMENTE PERSONAL no tiene ningún intermediario ni ningún instrumento y por eso no es un acto técnico. Es un acto, en la terminología de Aristóteles, poético. Aristóteles distinguía entre techne y poiesis. Techne es una acción del hombre que, realizada mediante instrumentos externos al hombre consigue un producto externo al ser humano; por ejemplo… hago un puente, con una… con unas máquinas… hago un puente, eso es técnica. Pero hay actos poéticos ―que son actos humanos― que no están hechos con nada distinto del ser humano y que producen algo… propiamente… del mismo nivel del ser humano, por ejemplo… un poema… una poesía… hombre… yo la puedo escribir en un papel pero tam… no hace falta que la escriba… La puedo tener en la cabeza y decirla.


Como podrá comprobar, la techne, como usted alega, es una acción del hombre que realizada mediante instrumentos externos al hombre consigue un producto externo al ser humano (sic)… en este caso… hipertexto. El hombre ―quien elabora este documento, yo― utiliza una serie de enlaces posicionados en palabras concretas de su conferencia que sirven de instrumento para matizar algunos de los conceptos utilizados. Eso, efectivamente, es un acto técnico. Techne. Ese concepto creo que me ha quedado claro, no en vano, hay otros términos que… no tengo tan claros.


El abrazo conyugal o acto conyugal ―como usted denomina― ¿a qué se refiere concretamente? He querido entender que hace referencia a algo ―un acto, una acción― que se realice entre unos cónyuges… entendiendo cónyuges en su sentido literal:

cónyuge.

(Del lat. coniux, -ŭgis).

1. com. Consorte ( marido y mujer respectivamente).

Según aparece en el diccionario de la Lengua Española de la Real Academia.


Es de suponer pues, que dichos abrazos conyugales hacen referencia a aquellos que tienen lugar en el matrimonio… y, según parece, en ellos hay poiesis. Pero... en lo que me pierdo un poco es en identificar la fuente de la cual emana la legitimidad del secretario general de la Conferencia Episcopal ―y otros― para hablar de un acto en relación al cual se han debido hacer votos de renuncia; o, en otras palabras, cómo alguien está legitimado para hablar de algo a lo que, por convicción propia, ha querido y debido renunciar previamente. Vamos… que ¿de dónde le viene a un célibe casto, confeso y voluntario la legitimidad para hablar de asuntos conyugales? Cualquiera podría interpretar dicha incongruencia como una suerte de helado de cucurucho con dos bolas bien orondas y generosas en lo alto… una de sabor a desfachatez y la otra con sabor a desvergüenza. (Existiendo helados de morcilla y fabada en los tiempos que corren… ¿por qué no habrían de existir esos dos nuevos sabores?) ¿Debemos comernos su helado?


Es, la suya, una heladería… cómo diría… un tanto sórdida. ¿Quiénes sirven los helados… y a quién se sirve en su heladería? ¿ese abrazo conyugal tiene validez también en el caso de las relaciones establecidas entre vendedor de helados y cliente? Cuando… dichas ‘bolas’ van bien cargadas… ¿Quién cubre los gastos y consecuencias?, ¿quién se hace responsable? O… mejor aún… cuando un sacerdote ―en EEUU, por ejemplo― introducía su hediondo y obsceno helado en la boca de un niño/a y, consecuentemente, descargaba sus siniestras bolas en una inocente criatura… ¿había poiesis? ¿qué dice Aristóteles al respecto? (sin ánimo de buscar paronimia extraña alguna, que quede claro, el término lo introdujo usted en su conferencia) Dado que en el proceso de ‘venta del tal helado’ no se utiliza un elemento exterior al hombre como instrumento ni intermediario alguno ―seria pues un acto INTEGRAMENTE PERSONAL―… ¿considera usted ese acto… poético?


Entendamos que le considero legitimado para hablar de la tal ‘venta de helados’ puesto que, por lo que parece, sí hay vendedores de helados… ‘célibes’… quiero decir… habiendo hecho votos de castidad (vendedores de heladoscastos). Sin embargo, en contrapartida, no conozco ningún sacerdote ―o adyacentes― al que pueda asociar con la palabra cónyuge… hay un cierto grado de incongruencia en su disertación que, cuando menos, me deja perplejo. El nivel de desvergüenza y desfachatez a la que puede llegar una figura obscena y sórdida como la suya es… sin duda… admirable. No puedo evitar recordar el personaje del obispo en el libro Las 120 jornadas de Sodoma, del Marqués de Sade. Créame… el tal obispo era, sin duda… otro vendedor de helados. ¡Ojo!... no acuso de nada a nadie… constato el hecho de que su desfachatez y desvergüenza me trae reminiscencias a un personaje literario muy peculiar y pervertido; un personaje, como no podía ser de otra manera… maquiavélico. De ahí procede precisamente el término maquiavélico… de esos mismos personajes a los que usted y los vendedores de helados me recuerdan ¿No le parece una entrañable y pintoresca casualidad? Sin duda los designios de ‘su señor’ son inescrutables. ¿No existen acaso razones inescrutables para el hecho de que precisamente usted ―y otros― hablen de Dignitas Personae… (de la Dignidad de la Persona)? Es admirable su engranaje mental cómo fenómeno disfuncional.


Evidentemente es fácil venir a un núcleo poblacional como lo es la hipotética ciudad de Ávila y espetar ante una audiencia local una suerte de letanía cacofónica. Si en otros tiempos se cuestionaba la existencia de Teruel, sepa, que la inexistencia de la ciudad de Ávila ni tan siquiera está en cuestión… sencilla y llanamente… no existe; es una ―bella― ilusión óptica ya que, como muy gratamente ―gratamente para usted, se entiende― pudo comprobar, la cacofonía de su disertación no encontró otro paredón que el granito mórbido que puebla los espacios intracraneales de las almas errantes que vagan por el pedregoso cinturón amurallado de éste hipotético núcleo poblacional. Muy probablemente ese sea el motivo por el cual nadie le enfrentó ―en vivo y en directo― con esa incómoda realidad suya.


He aquí el gran problema de los espacios de comunicación bidireccionales… es cierto… son una faena… especialmente para gente como usted, claro. En la ciudadanía hay gente que no respeta ni lo más mínimo a los ‘trozos de carne antropomórficos’ que ocultan, protegen o esconden a pederastas. Y aquí quisiera hacer un especial hincapié en el concepto de ciudadanía… sí, porque estas letras no las escribe ni la izquierda ni la derecha… las escribe un ciudadano que sigue de cerca todos sus despropósitos y ocultaciones en relación a los vendedores de helados. Un ciudadano que tiene que ver como el propio representante del Arzobispado de Madrid ―Antonio María Rouco Varela― admite tener conocimiento de unos abusos y, lejos de denunciar o entregar a las autoridades a un pederasta presente en sus filas… lo esconde y lo retira (es la misma noticia que la anterior, no importa repetir dada la gravedad) Ese mismo representante del Arzobispado se encarga de oficiar actos varios en relación a la familia real, etc… etc… etc… Si la hipocresía de esta sociedad no roza lo maquiavélico… que paren el mundo porque me parece que unos cuantos queremos que os apeéis de él.


Un representante de la iglesia católica hablando del abrazo conyugal y lo INTEGRAMENTE PERSONAL… vivir para ver. Esperemos que gracias a la web 2.0 la impunidad con la que hablan figuras esperpénticas como ustedes termine.

Púdrase usted y su obsoleta y vergonzosa línea argumental ―ideario adjunto incluido―.

Reciba un cordial saludo.

Pd.- Este texto está dedicado al recientemente desaparecido elAbulaui.com... curiosamente desaparecido tras hacerse eco del vídeo de esta conferencia suya... R. I. P.