sábado, 2 de febrero de 2013

La paradoja de la invisibilidad portuguesa en España

Esta entrada es una respuesta al post de Mario Cuellar: 
http://mediosypolitica.blogspot.com.es/2013/01/poca-informacion-sobre-portugal-en-los.html
El enlace anterior también tuvo difusión en menéame:
http://www.meneame.net/story/poca-informacion-sobre-portugal-medios-espana


Estimado Mario, me sorprendió gratamente leer tu post... más que por el contenido en sí, por la ingenuidad que rezuma. Una ingenuidad que, por increíble que parezca con el paso del tiempo, sigue sin desayunarse... de repente alguien levanta la mirada de nuestro '1984' particular y piensa... ¿y esto que está aquí al lado? Refiriéndose, por supuesto, al país vecino... Portugal. Lo digo sin ninguna acritud por supuesto, más bien con afecto. Yo llevo haciéndome esa misma pregunta mucho tiempo. Es curioso... Luis Buñuel ―para mi el mejor cineasta que ha dado nuestro país― escribió en sus memorias ―'Mi último suspiro', libro memorable y altamente recomendable― :

'Portugal es ese país que para los españoles está más lejos que la India'.

No le faltaba razón y, como podrás comprobar, viene un poco al caso en relación a lo que planteas en tu entrada. Sin quererlo has hilado el mismo razonamiento que el gran cineasta. Aunque debo decirte, no estoy muy de acuerdo con el análisis somero que has realizado con meras búsquedas en  google... En primer lugar porque esas búsquedas no significan gran cosa, y en segundo lugar porque esta paradoja ibérica da para muchísimo más. Pero mucho. Es un tema apasionante y, en cierta forma, refrescante para los Españoles... puesto que, si queremos mirar a poniente ―entenderlo y, por extensión, entendernos a nosotros mismos―, no queda más remedio que enfrentarnos a cosas que a nosotros, españoles, siempre nos han resultado incómodas y eso, en cierta medida, no deja de ser un jarro de agua fría en toda regla. Pero todo tiene una razón de ser.

Voy a procurar en este artículo, con toda la humildad posible, transmitir el por qué de esa paradoja que planteas... es algo complejo de entender y, ciertamente, es necesario conocer bien las realidades a uno y otro lado de la frontera. Puedo asegurarte que sé de lo que hablo. Intentaré no aburrir con una soporífera ristra de párrafos con referencias históricas... no en vano, dado nuestro profundo desconocimiento de lo que tenemos al lado, es necesario conocer ciertos datos curiosos que nos ayudarán a entender la 'Paradoja de la invisibilidad portuguesa en España'.

Si me sentara a una mesa contigo, debatiendo este asunto, te preguntaría para empezar... ¿sabes desde cuando existe Portugal? ¿sabrías decirme desde cuando existe esta frontera continental que compartimos con ellos? Quizá te sorprendería si te dijera que la frontera continental de Portugal ―con alguna variación mínima a lo largo de la Historia― quedó básicamente cerrada en 1253 y, en parte, gracias a Alfonso X el Sabio pues éste, casó a su hija bastarda Beatriz con el rey de Portugal entregando el reino de Algarve a cambio de un usufructo.  La frontera de Portugal es la frontera política continental más antigua de Europa. La compartimos con ellos y... no lo sabemos. Y eso es solo la frontera, puesto que el país como tal ―al margen de su morfología y periplo histórico― existe desde 1143. España, como unidad politico-administrativa al margen de reinos, no se empezó a consolidar gradualmente hasta los decretos de nueva planta ―a partir de 1710, aproximadamente―.

Con frecuencia encontrarás cosas muy curiosas en relación a Portugal como, por ejemplo, el hecho de que no saber un determinado asunto acerca del país vecino nos habilita ―a los españoles― para reescribir su Historia. A placer. Encontrarás infinidad de casos... La frontera de Portugal, en un debate entre amigos, quedará en un... 'bah... eso seguro que no es así... España tiene más años'. Este hecho me lleva llamando la atención desde hace tiempo. Siempre me pregunté a qué se debe esa invisibilidad portuguesa en España... con el tiempo he ido barruntando por donde van los tiros.

En segundo lugar, te haría un pequeño juego para demostrarte lo incrustada que está en nuestro imaginario colectivo esta invisibilidad portuguesa:

―Te diré el nombre de un rey muy famoso... dime lo primero que te salte a la cabeza...




Muy probablemente contestarías casi como un mantra: 'y primero de España'.

Acto seguido te diría, voy a repetir el mismo juego, pero con otro rey...




¿Qué contestarías? Muy probablemente NO se te ocurrirá decir: 'y primero de Portugal'.

¿Por qué? ¿por qué con un rey de fuera hacemos hincapié en que aquí gobernó como rey de España, y cuando es al contrario se nos olvida? Portugal no fue español del mismo modo que España no fue alemana, sencillamente en aquella época un mismo individuo era regente de varios países al mismo tiempo y, tal hecho, no implicaba necesariamente la adhesión de territorios. Portugal nunca perdió su soberanía, bandera, moneda, leyes...

Este tipo de detalles inundan nuestro imaginario colectivo. Luchar contra esa invisibilidad portuguesa es mucho más complicado de lo que te pueda parecer... se inculcó a conciencia... pero, ¿por qué, repito?

Vamos a dejar al margen siglos lejanos, para no liar demasiado el asunto... ciñámonos a lo más cercano: siglo XX.

En efecto mencionas a Portugal como un hermano... pero no es el pequeño precisamente, como has podido comprobar arriba. El hecho de que sea un país más pequeño, no significa que sea el menor de los hermanos en edad. Es precisamente eso lo que sucede en este caso. Portugal es el hermano mayor que, obviamente y a todas luces, tiene menos masa muscular, estatura y peso que su hermano ibérico más joven. (Puestos a seguir un símil de hermanos). Pero en otros tiempos, no tan lejanos, la visión del país vecino quizá fue distinta.

Durante el siglo XX, excusado será decir, España sufrió probablemente la herida más traumática de toda su historia reciente, la Guerra Civil. Durante todo un período central de cuatro décadas en medio de dicho siglo, mirar al país vecino era incómodo. Si tienes relación con gente mayor, que sea honesta y aún tenga memoria... pregúntales por cuanto se cambiaba la peseta... Esa imagen de Portugal como país degradado que tenemos los españoles viene de un momento muy concreto: la revolución de los claveles ―o 25 de abril― y su posterior debacle económica. Pero si buscas bien, podrás encontrar que la peseta tenía un cambio de 3 tostões. Un tostão eran 10 céntimos de escudo... por tanto una peseta valía 30 céntimos de escudo. Hazte a la idea. (La información de este cambio la saco de mi abuelo, director de banco en Portugal en aquellos años).

¿Por qué sucedía esto? Sucedía porque Portugal era un país muy pequeño con colonias muy ricas de las cuales se lucraba a espuertas. El escudo fue una moneda tremendamente sólida y estable desde el Estado Novo hasta la revolución del 74. Esto, para un país en posguerra y en la miseria como España, era desmoralizador. Con todo, el pueblo llano portugués durante ese período tuvo un papel peculiar ―acaso distinto al del gobierno luso de entonces que, por convicciones y estrategia, fue de la mano y en comandita junto al de Franco―. Una vez más, para buscar información de primera mano, te invito a tirar de amigos, conocidos y personas que hayan tenido relación en primera persona con el otro lado de la frontera en aquellos aciagos días... por ejemplo, si tienes conocidos en Zamora, Salamanca, Badajoz... etc, ―cerca de la frontera― que pregunten a sus abuelos ¿por qué y para qué cruzaban la frontera en la posguerra?


La clave de esta invisibilidad portuguesa en España surge ―o cuando menos se alimentó― a raíz de algo muy concreto: la relación entre Antonio de Oliveira Salazar y Francisco Franco. Dos piezas de mucho cuidado. Sin entrar en detalles, supongo que conocerás bien la figura de Franco y desconocerás por completo la de Salazar ―a fin de cuentas, otro dictador más―.

Salazar estudió derecho y se doctoró también en ciencias económicas. Fue catedrático y ejerció como profesor en la universidad de Coimbra, Franco por su parte hizo carrera militar. La relación entre estos dos personajes es sumamente relevante para entender el poso que ha quedado en el imaginario colectivo a ambos lados de la frontera, tanto a los portugueses como a los españoles. Bien es cierto que no lo es todo, pero es muy relevante. Sobre todo porque durante décadas el gobierno de ambos países ―especialmente en el caso español― pretendía ser una extensión de la persona de cada uno de los dictadores. Recomiendo que eches un vistazo a este documental que trata precisamente esta relación.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/paisajes-de-la-historia/paisajes-historia-franco-salazar/630399/

El documental hace hincapié en las diferencias entre ambos dictadores, uno el académico y otro el militar. Por mor de la corrección política se evita decir algo que no suena bien, y es que Salazar tenía un cierto desprecio intelectual por Franco, siendo que Franco al parecer, no tenía el mismo sentimiento por Salazar:

El hombre de Estado más completo, el más digno de respeto que he conocido es Salazar. Lo considero una personalidad extraordinaria por su inteligencia, su sentido político, su humanidad. Su único defecto es probablemente la modestia.

Sin embargo, ambos tenían la necesidad estratégica de consolidar relaciones bien avenidas por el bien de sendos países, pues eran tiempos de guerra y tanto Portugal temía ser invadido y pretendía mantenerse neutral, como España había quedado en la miseria después de la guerra civil y, por tanto, era vulnerable a lo que pudiese entrar por los pirineos o por la propia frontera portuguesa ―Inglaterra―. Ese documental lo explica bastante bien. Un matrimonio de conveniencia en toda regla.

Dos buenos ejemplos de este desprecio ―y no son meras elucubraciones― son en primer lugar el episodio de Coimbra (minuto 37:30 del anterior documental): cuando Franco es nombrado doctor honoris causa por la Universidad de Coimbra el 25 de octubre de 1949... Salazar no acude a este acto ―siendo él catedrático en la Universidad de Coimbra desde 1918, además de presidente del consejo de ministros (en la práctica homólogo a Franco en el poder)―.

Otro ejemplo también sonado fue la inauguración del famoso puente Salazar de Lisboa ―hoy puente 25 de Abril― el 6 de agosto de 1966 para la cual, fue invitado como representante español el por entonces joven heredero Juan Carlos I ―aún no había cumplido la treintena―. Esto no le sentó muy bien a Franco, que mandó una representación del gobierno y tampoco hizo acto de presencia.


Finalmente y para ejemplificar de modo definitivo las diferencias de carácter entre ambos, aquí la prueba última del algodón; el dictador portugués se hizo enterrar en su pueblo natal Vimieiro ―en Santa Comba Dao―, con una discreta y sencilla lápida en el cementerio del pueblo:


El dictador español, como sabrás, no solo se hacía llamar 'Caudillo de España por la gracia de Dios' ―acuñándolo incluso en la moneda―, además, se hizo enterrar aquí:



La diferencia entre ambos ejemplos, supongo, te llamará la atención. Ambos procedían de familias humildes y, sin embargo, sus recorridos vitales fueron bastante distintos; el uno optó por la vía académica y científica, de manera austera y sin ostentaciones ―hasta la tumba―; el otro optó por la vía militar, reafirmándose a cada paso ―cabe recordar que durante su adolescencia y juventud fue objeto constante de burlas... 'cerillito', 'Franquito', 'comandantín', algunos de sus motes― y aceptando y promoviendo su propia figura como dirigente 'por la gracia de Dios'... su grado de 'austeridad' personal también es fácilmente identificable en su tumba, como habrás comprobado. Esos son hechos objetivos ya que ambos, afortunadamente, ya no levantarán cabeza, y en efecto están enterrados en esos lugares.

¡Ojo! Aquí no estoy pretendiendo hacer una defensa del dictador del país vecino... fue un dictador, ni más ni menos, sin paliativos; sin embargo es imprescindible comparar ambos personajes y su relación para entender nuestra propia Historia. Dado que los portugueses conocen mejor la nuestra y nosotros no conocemos rigurosamente nada de la suya ―o lo que conocemos lo hacemos desde una perspectiva poco objetiva― , es conveniente poner de relieve estos asuntos para reflexionar sobre ellos, aunque sea.

POR ELLO... durante décadas, portugueses y españoles leían en sus respectivos medios de la época conceptos como 'Los hermanos ibéricos', 'Pacto Ibérico',  'España y Portugal unidos', y cosas del estilo debido a que la necesidad estratégica era acuciante. Sin embargo, en la práctica, las relaciones eran bien avenidas por necesidad, pero el cuerpo diplomático, empezando por sus dos cabezas, era un poco como agua y aceite. Además, en el caso español, debido al nacionalcatolicismo se institucionalizó una visión heroica de la 'Hispanidad' que, dada la desigualdad social del momento, comulgaba mal con la estabilidad del escudo vecino... ya que mirar al lado echaba por tierra los aires de superioridad ―durante aquellos años―.

De esa época, las noticias concernientes a Portugal han quedado como meras herramientas mediáticas; es decir, son útiles en tanto en cuanto reafirmen el concepto que tenemos del país vecino. Caso contrario no solo no son útiles, sino que además carecen de interés por completo.

En otras palabras, Portugal ―en términos informativos―, ha quedado relegado para los españoles a un mero 'fondo estadístico'. Me explico, Portugal es útil siempre que en una noticia se puedan decir cosas como:

España ha quedado en el lugar X del ranking X', sólo por detrás de Grecia y Portugal.

Cuando en el ranking Portugal queda por delante, los medios españoles no lo mencionan. Esto es un dogma que encontrarás en los medios españoles cotidianamente. Si está por delante, no es relevante, no vende, no nos concierne.

El hecho de que Portugal quede por detrás de nosotros en un ranking estadístico ―sea este el que fuere, como si hablamos de ranking de abandono de mascotas―, siempre reafirmará la sensación y creencia del imaginario colectivo español de que el país vecino es ―haga lo que haga― inferior a nosotros y, por tanto, será útil dentro de la difusión y redacción de una noticia. En caso de que Portugal quede en mejores puestos que España, provocará precisamente todo lo contrario... ya que nuestro imaginario colectivo chocará de bruces con la idea de que Portugal nos pueda superar en algo, por tanto, dejará de ser útil en la difusión de una noticia; en estos casos se redactará la noticia sin hacer mención a Portugal. Al final, acaba siendo refrescante comprobar como algún medio a veces se salta este dogma. Pero muy pocas veces, la verdad sea dicha.

Y el hecho es que la realidad es bastante más vulgar y simple que todo esto... puesto que la visión del 'yo más que tú' pertenece a otros tiempos, aunque la llevemos impresa en nuestro ADN (todos, a ambos lados de la frontera). Y es más simple, digo, porque en realidad nadie es más y/o mejor que nadie por el mero hecho de ser A o B... unos tienen unas cosas buenas, otros tienen otras cosas buenas... los unos tienen unas cosas malas, los otros otras ... Y esto no sucede solamente con España y Portugal, sucede con absolutamente todos los países. Al final acabamos adoptando comportamientos de patio de escuela.

Pero lo cierto es que la visión que se forjó del país vecino durante décadas como herramienta mediática que reafirmara ―aunque fuese de modo artificial― nuestro autoconcepto es muy difícil de superar puesto que, lo queramos o no, ya forma parte de nuestro imaginario colectivo. Portugal para los españoles no es más que 'eso' que está ahí al lado, a donde nos cuesta mirar por el mero hecho de estar ahí, y nos enfrenta con nosotros mismos... una especie de hermano mayor con menos estatura al que nos cuesta reconocer como tal; Portugal para nosotros es un puñado de clichés muy útiles: mujeres con bigote, cruzar la frontera para comprar toallas, jabones... son unos gitanos ―qué ya me gustaría a mi saber dónde está el flamenco portugués, expresión artística tan propia de dicha etnia―. Clichés que no falten. Portugal, en ese sentido, no es ni mejor ni peor... sencillamente ES Portugal; un país vecino con el que compartimos espacio geográfico, fronteras, vida, Historia e historias... la vida de muchos ciudadanos ibéricos.

La presencia de España en los medios portugueses es constante... y respetuosa. Sin duda nos miran de otra manera... sí, es cierto que de vez en cuando su visión de nosotros es de prepotentes... ¿acaso no lo somos muchas veces? Cuando dos personas se intentan hacer entender en distintos idiomas... alzar el tono de voz quizá no sea la solución; ya sabrás a lo que me refiero, pues en tu artículo te llama la atención que un portugués entienda a un español y no viceversa. El mismo razonamiento expuesto en este post casi te da la solución a esa misma paradoja; es muy difícil aprender idiomas sin empezar por lo básico: escucharlos (y por extensión escuchar a los demás). Si no escuchamos otros idiomas y nos acostumbramos desde pequeños (momento idóneo para ello) a familiarizarnos con lenguas que inicialmente no llegamos a comprender, ¿cómo esperamos hacerlo siendo adultos? Sin escuchar un idioma es imposible aprenderlo. Si me apuras incluso te diría... si no entendemos ni siquiera nuestros idiomas oficiales... si no nos escuchamos intramuros, ¿esperamos hacerlo extramuros?

En definitiva el apagón luso en nuestros medios es un apagón ya con mucho rodaje y solera. Se podía leer más sobre Portugal en la década de los 70's en los medios de entonces que en los de ahora. Fue un momento de apertura y, por extraño que parezca, ambos países casi fueron de la mano en el proceso de conquista democrática.

Pero no me gustaría que se me acusara de falta de rigor en esta reflexión que te lanzo. Querría que estas líneas no pasaran por meras especulaciones... algún dato más que sostenga este argumento vendría bien ―más allá de los datos arriba indicados―.



Como sabes, el informe PISA de calidad educativa es algo que tiene bastante repercusión mediática en nuestros medios.

Noticia: En El País - en El Mundo - en el ABC


Verás como en estas tres noticias (tres medios de cabecera) sobre el informe de 2009, Portugal no nos sirve de 'fondo estadístico' puesto que en las tres destrezas analizadas puntúa por encima de España, de modo que NO se debe mencionar. 

Soy consciente de que hay detractores del informe PISA, pero quiero recalcar que no estoy destacando el hecho de que Portugal en estos informes consiga mejor puntuación que España; analizo concretamente su invisibilidad informativa en los medios... la tal paradoja de la invisibilidad portuguesa en España. Sea como fuere, con permiso de los detractores del informe PISA, bravo por ellos... faltaría más.


En este plano ―el educativo― cabe destacar que el PIB Español es más de cinco veces y media el PIB portugués, y la población más del cuádruple. (Según datos del World Fact Book de la CIA)

PortugalEspaña

Conseguir mejores datos que nosotros ―españoles― en el plano educativo teniendo en cuenta incluso el factor proporcional, no deja de tener cierto mérito. Pero en términos informativos para los medios españoles... no procede.

En este sentido, te invito a que compares estos dos perfiles realizados por Pearson:

España - Portugal

(Verás que la fuente aparece mencionada en cada caso)

Aquí también tienes un ranking que puede resultar interesante

http://thelearningcurve.pearson.com/index/index-ranking

Es muy interesante comparar ambos casos.

Cambiando un poco de tercio... ¿Conoces ese sistema de telepago de las autopistas? Aquí en España se utiliza aunque no de forma muy generalizada. ¿Sabes que los lusos pueden pagar parking, gasolina y peajes telemáticamente desde un dispositivo incorporado en el coche? Esto que, sin duda, parecerá una estupidez a priori, está tremendamente generalizado en el uso cotidiano de las personas, de forma que agiliza y hace accesible y útil la tecnología al ciudadano. Y lo usan masivamente. Es decir, entras en una gasolinera, paras, llenas tu depósito, y te vas... sin más. El pago se cargará directamente en tu cuenta de banco, no será necesario llevar efectivo o tarjeta. Entras en un aparcamiento, aparcas y te vas... todo automático. Los pagos se realizan automáticamente desde tu coche, repito.



Bueno, pues en 1995 fue el primer país del mundo en implementar un único sistema electrónico universal para todos los peajes.

¿Creerías si te dijera que también en ese mismo año los portugueses fueron los primeros en implementar la tarjeta SIM prepago? En efecto, esa misma tarjeta de teléfono que recargamos con saldo todos los meses. La primera tarjeta prepago que salió al mercado ―en todo el mundo― fue portuguesa, en septiembre de 1995, de la compañía TMN, se llamaba MIMO.


Y es que aquí, los vecinos, no andan mal en implementación tecnológica... como podrás comprobar en este informe del Foro Económico Mundial

Por cierto... Portugal también puntúa por encima de España en 2012 como verás en ese documento. Y eso que son cuatro gatos, y ¡rescatados!

(Más información aquí: http://www.weforum.org/issues/global-information-technology/ )

¿Apología de Portugal? No... si acaso apología de intentar ser honestos con nosotros mismos. Nosotros, españoles, superamos en infinidad de cosas a los portugueses ―otra cosa no cabría esperar dado el volumen y tamaño de nuestras economías―. Pero ya no es el hecho de que seleccionemos la información que queremos digerir del país vecino... es que no sabemos ni desde hace cuanto que existen. Lo bueno que puedan tener los vecinos... no nos mola. Pero el hecho de que no nos mole, tampoco hará cambiar la realidad, si acaso la maquillará. Y la realidad sencillamente ES. Por mucho pucherito que hagamos, superamos al país vecino en unas cosas, y ellos nos superan en otras; nosotros sólo queremos ver y oír aquellas en las que superamos nosotros ―esto nos pasa en general con muchos otros países, pero hoy el artículo va del vecino―.

En fin... no es cuestión de ver quién la tiene más grande, solo quería aportar algún ejemplo de cosas curiosas que incluso utilizamos cotidianamente y que jamás se nos ocurriría ―y aún así mucha gente lo pondrá en duda― que pudiesen venir o haber empezado en el país vecino.

Creo que en el fondo todo se limita a algo sumamente sencillo... respeto. Respetar y ser respetado.Y quizá también dejar de compararse los unos con los otros el tamaño del miembro.

Pierre Arnaud

pd.- Fíjate si nos traiciona el inconsciente que... tú mismo, en tu post, al escribir las etiquetas de la noticia escribes 'España' y 'medios' como únicas etiquetas... siendo que lo que se denuncia es la propia ausencia de 'Portugal' a nivel informativo :p ¡Esa es la paradoja! Se te olvidó etiquetar al propio protagonista de ese post... lo llevamos en los genes!!

pd.- Hace poco tiempo, estando Portugal en su enésima crisis, el foco de atención sobre la decisión de que un rescate europeo fuese aprobado o no recayó sobre Finlandia ―eso sí lo reflejaron nuestros medios, cuando las barbas de tu vecino veas pelar...―. A raíz de esta circunstancia, el ayuntamiento de Cascais promocionó este clip que, como curiosidad, puede resultar interesante. Al final, se recuerda que en 1940 ―época de bonanza para los lusos― se hizo una campaña nacional para ayudar a un país, entonces 'periférico' y en apuros, Finlandia...  (cómo ha cambiado el concepto de periferia).

 

6 comentarios:

  1. Bueniiiiissssiiiimo! :) enhorabuena!

    ResponderEliminar
  2. Solo puedo decir OBRIGADA.

    ResponderEliminar
  3. Excelente. También, no sé si lo mencionas, quizá se me haya escapado, cuando se habla del "trío de las Azores" ante la guerra de Irak...¿perdona? ¿acaso el anfitrión, el a la sazón primer ministro Durao Barroso, no cuenta? no deberíamos decir el "cuarteto de las Azores"? Francamente, ¿es que España contaba más que Portugal en esa guerra?
    Cierto que España era en 2003 miembro del Consejo de Seguridad de la ONU, junto con EEUU y Reino Unido entre otros, y Portugal no, pero ¿y? ¿es esta razón suficiente para el apagón sobre Portugal, de nuevo? Juan

    ResponderEliminar
  4. Andreu. El clásico papanatismo español de toda la vida. La idea quu subyace parece ser:"los casposos de los españoles, que no valemos para nada, para no reconocerlo, ignoran a los portugueses que son infinitamente superiores, cuando lo que deben hacer es colocarse de rodillas y reconocer que son un pueblo despreciable". Francamente ridículo.

    ResponderEliminar
  5. Fantastico articulo!! Enhorabuena!!

    ResponderEliminar
  6. Tipico post de que malos somos nostros y que buenos los portugueses, portugal ya decidio aliado y ese es el RU.

    Hagase una pregunta, que es lo qye necesita España de Portugal? que tiene Portugal que no tenga España?.

    Realmente un articulo mas propio de un nacionalista periferico.

    ResponderEliminar