domingo, 1 de septiembre de 2013

Una suma vectorial en Menéame, Pasolini y Siria

Los comentarios en las redes se han convertido en algo peculiar... digno de prestar, al menos, una mínima reflexión.

Basta pasar por menéame, por ejemplo, donde los debates pueden llegar a ser bastante intensos... aunque cualquier otro sitio web podría servir. Al hacerlo, siempre me acuerdo de un poema que el malogrado Pier Paolo Pasolini escribió a los italianos...

Pasolini y los italianos





Traducción:

La inteligencia nunca tendrá demasiado valor
En el juicio colectivo de esta opinión pública.
Ni siquiera la sangre de los campos de concentración

Conseguirá sacar de un millón de almas de esta nación,
Un juicio unánime, de pura indignación:
Cada idea es irreal, cada pasión es irreal,

Este pueblo dividido desde hace siglos
Utiliza su sutil sabiduría
Tan sólo para sobrevivir, y no para conquistar la libertad

Lucir mi rostro, mi delgadez
Alzar mi solitaria y pueril voz
Ya no tiene sentido. La cobardía nos acostumbra

A ver morir a los demás de manera atroz
Con una extraña indiferencia.
Yo muero, e incluso esto me causa dolor.

Esto es lo que el bueno de Pasolini les dedicó a sus compatriotas. Lo mataron a golpes y lo atropellaron varias veces con su propio coche.

Hay ideas en este poema que son PERFECTAMENTE aplicables a un hilo de comentarios en la red. Los comentarios en menéame son quizá el mejor de los ejemplos.

El propio diseño y funcionamiento del sitio web se presta. Esos asuntos del karma, los votos positivos y negativos, etc., han conseguido desarrollar una dinámica pseudo-guerrera de difusión y debate de noticias que ya la quisieran en otros sitios. Bravo por los desarrolladores... criticaría alguna cosa pero, a fin de cuentas, quién soy yo para criticar nada... uno más en la red. Funciona y punto. Dado mi carácter, puntuar y dejar de puntuar, no va mucho conmigo... no soy excesivamente competitivo, pero repito... para gustos los colores.

Sin embargo... leer los comentarios es siempre curioso. Del mismo modo que Pasolini en su poema se refiere a los Italianos como un todo, como un pueblo que comparte un imaginario colectivo, una Historia, unas virtudes, unos defectos... en los comentarios ese todo se revela o desgrana en mayor o menor medida... le heterogeneidad del todo sale a flote y tiene un comportamiento muy similar a una suma vectorial... pero en este caso... la magnitud utilizada son los argumentos.

¿Una suma vectorial de argumentos?


Un argumento es un vector... tiene un punto de aplicación, una dirección, un sentido y un módulo... todo ello se expresa en un comentario.



Ejemplo 1:

«Los catalanes son unos cerrados»

Análisis del vector-argumento:

Punto de aplicación: cualquiera que sea la noticia o el hecho a debatir

Dirección: debate sobre el nacionalismo catalán

Sentido: comentario peyorativo o prejuicioso; aparentemente podría ser contrario al nacionalismo. 

Módulo: podrá ser más o menos vehemente como se ve con frecuencia en los comentarios... es decir, no es lo mismo leer «Los catalanes son unos cerrados» que «Los p... catalanes son unos cerrados», en sí mismo este último comentario ya es una declaración de principios por parte del interlocutor.

Ejemplo 2:

«Los españoles son aún más nacionalistas que los catalanes»

Análisis del vector-argumento:

Punto de aplicación: cualquiera que sea la noticia o el hecho a debatir

Dirección: debate sobre el nacionalismo

Sentido: no es necesariamente contrario al nacionalismo catalán como el anterior... pero podría ser contrario al nacionalismo en sí mismo. Por tanto no tendría por qué tener el mismo ángulo.

Módulo: grado de vehemencia según el interlocutor.

Dicho esto tendríamos dos vectores... dos argumentos que, confrontados en un debate (sumados), darán un resultado. En el caso de estos ejemplos, no se sumarían específicamente vectores en la misma dirección (por tanto con el mismo ángulo) y sentidos opuestos que se anularan sin más dejando una suma 0. Eso es, precisamente, lo interesante de establecer esa abstracción de comentario/vector.

En este sentido... un comentario en 0º por ejemplo, sería el comentario de alguien que ni opina ni tiene intención de hacerlo en relación a un asunto. Un comentario en 180º por ejemplo sería el comentario de alguien que, por el camino... en el debate... ha decidido cambiar su postura por la contraria... ahora su «vector» lleva el sentido inverso. Un comentario en 360º podría verse como el comentario de alguien que partió de 0º (cuando no tenía un criterio o una opinión formada al respecto) y, tras informarse o debatir... pasando incluso por otros ángulos (otras opiniones), ha decidido que su postura inicial es la correcta y a regresado a los 360º (que tiene la misma dirección y sentido que 0º, pero no es lo mismo, puesto que acaba recorriendo una vuelta entera y habiendo consolidado ya un criterio más sólido al respecto).

Dicho esto... los comentarios son siempre «sumas vectoriales» de individuos que debaten y aportan sus propios argumentos... con sus direcciones, sentidos, módulos...

Dirigiéndose a los italianos, Pasolini dice...

Ni siquiera la sangre de los campos de concentración
Conseguirá sacar de un millón de almas de esta nación,
Un juicio unánime, de pura indignación

Un juicio unánime de pura indignación... ese juicio unánime sería una suma vectorial de  argumentos de 360º... no una suma de 0º. Sería una suma en la que TODOS, sin excepción, adoptaran un mismo ángulo y sentido por algo que requiere una postura clara e inequívoca... unánime... de pura indignación. Una indignación que trasciende las ideologías... pues la sangre de los campos de concentración a los que se refería Pasolini era/es argumento suficiente como para trascenderlas.

Siria...


Yo solo espero, por lo que veo y leo... que Irak no se repita. Que un engaño de proporciones  dantescas funcione una vez... pase... pero que la opinión pública tropiece por segunda vez en la misma piedra... sería verdaderamente infame. Máxime teniendo en cuenta que de la primera piedra han pasado solamente diez años... y sus consecuencias aún son un tangible presente, muy presente. Con o sin trolls que boicoteen una «suma vectorial de argumentos», es igual. Como decía Pasolini... conseguir sacar de un millón de almas un juicio neto de pura indignación. 360º incuestionables.

Siria es un despropósito desde el inicio. La ONU ya debería haber actuado a lo largo de estos 27 meses... y no sería necesario que ningún país actuase unilateralmente. No entraré en el debate... cada cual que tenga, conserve y comparta su opinión. Ahora bien... si después de lo que hemos visto y corroborado en estos años... Irak se vuelve de repetir... esta opinión pública del siglo XXI sencillamente no merece respeto. Y con esto no quiero decir que no se actúe... ¡sería el colmo! Pero si SCOAMF argumenta que no es concebible que se gaseen niños... los 27 meses que llevan siendo bombardeados con bombas convencionales... ¿sí son concebibles?

Sr. SCOAMF (el nuevo término que se usa en la red para referirse a Obama)... ¿qué pesa más... un kilo de paja o un kilo de plomo?, ¿qué es estar más muerto... muerto por bomba, muerto por químicos, muerto por balas, muerto por...?

Esto lo dice el premio nobel de la paz y presidente de un país que produce y almacena armas químicas: Convencón sobre Armas Químicas

La cobardía nos acostumbra
A ver morir a los demás de manera atroz
Con una extraña indiferencia.

Esa misma cobardía nubla el juicio... hasta el punto de no encontrar extraño que, EEUU que ha promovido y consolidado una causa mundial contra al-Qaeda estos años, ahora se posicione de su lado en Siria. Es absolutamente inconcebible. Tanto... que algunos soldados ya lo dejan claro:


¿Se verá una postura unánime y sin fisuras en los comentarios de menéame en relación a Siria? El mero hecho de hacer esta pregunta provocaría... seguro... la consecuente lluvia de palos argumentales en dicho sitio. Pero qué demonios... esa es precisamente una suma vectorial de argumentos (o sea, el debate)... lo importante es que el valor neto de todos ellos, la suma final, sea algo que nos dignifique -por lo menos- ante los que vienen detrás... porque vendrán, que a nadie le quepa duda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario